top of page
  • Foto del escritorNori

Cómo cuidar de tu hámster - Enriquecimiento ambiental (Parte 1)

Cuando se trata del cuidado del hámster, con frecuencia te encontrarás con una expresión que se usa a menudo entre los amantes de los hámsters: el enriquecimiento ambiental.

Una vez que le hayas proporcionado a tu hámster una jaula con las medidas adecuadas, el enriquecimiento es el segundo aspecto más importante del cuidado del hámster en el que deberás enfocarte para poder llegar a tener un hámster feliz - o mejor dicho, un hámster que tiene sus necesidades básicas satisfechas!


A continuación, se incluye una definición del término "enriquecimiento ambiental" de la Escuela de Veterinaria MasterD:

"El enriquecimiento ambiental en el cuidado de los animales en cautividad puede beneficiar a un gran espectro de vertebrados e invertebrados, y consiste en mejorar su bienestar físico y psicológico, identificando y proporcionándoles los estímulos ambientales necesarios para optimizar su calidad de vida."

Hámster en su hábitat natural


¿Qué es el enriquecimiento ambiental y por qué lo necesita tu hámster?


Un hámster que vive en libertad debe enfrentar múltiples desafíos todos los días que lo mantienen muy ocupado:


- Tiene que excavar y construir túneles para poder refugiarse.

- Necesita buscar su comida y traerla de vuelta a su refugio para comerla más tarde.

- Debe protegerse de los elementos como la lluvia, el frío, el calor...

- ... y mientras hace todo lo anterior, también debe defenderse de los depredadores, como los serpientes, aves rapaces, zorros e incluso perros y gatos.


¡Imagínate todo el esfuerzo, emoción y el flujo de adrenalina que implican estas actividades!

Cuando coges al hámster en libertad y lo colocas en una jaula en casa con la temperatura perfecta, con un plato lleno de comida y un refugio, de repente todas las necesidades anteriores se han cumplido. Si bien esto puede sonar bien al principio, también significa que el hámster dejará de realizar sus comportamientos naturales. Sin la necesidad de hacer estas cosas, poca cosa le queda al hámster por hacer. Como resultado, se aburrirá y esto puede llevar a conductas anormales relacionadas con el aburrimiento: mordedura de los barrotes de la jaula, auto-mutilación, escalada de los barrotes, intentos constantes para escaparse, pasividad excesiva o hiperactividad...


El enriquecimiento ambiental consiste en proporcionar al animal una serie de estímulos que desafiarán sus sentidos y su intelecto. De esta forma, el hámster puede desarrollar sus habilidades incluso estando en cautividad y llevar a cabo los comportamientos que harían en su estado natural.


Si ya tienes un hámster, quizás ahora estás pensando: "Pero mi hámster tiene juguetes y una rueda para que pueda correr y jugar todo lo que quiera".

El problema es que estos objetos por sí solos no serán suficientes para proporcionar suficiente estimulación a un hámster. ¿Serías feliz encerrad@ en una habitación con los mismos juguetes aburridos y una cinta de correr? Correr sobre una rueda en un espacio reducido es simplemente un ejercicio físico sin ningún tipo de estímulo sensorial. Correr libremente en los campos significa que los sentidos del olfato, el oído, el tacto y la vista se estimulan constantemente.

Si bien tu hámster, por supuesto, usará su rueda ya que necesita ejercicio físico, aún es absolutamente necesario que le proporciones diferentes formas de enriquecimiento ambiental y una estimulación sensorial constante y variada.


En la próxima publicación veremos que son los diferentes tipos de enriquecimiento ambiental y cómo puedes utilizarlos en el cuidado de tu hámster.

907 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 comentario


anaisaburiticab
13 abr

Buenas tardes soy Ana Isabel Buriticá de Colombia,recién tengo mis hámster son rusos y me ha servido muchísimo está información.

Muchas gracias

Me gusta
bottom of page